Deloitte augura que gran parte del incremento de la venta online por el Covid-19 se convertirá en estructural

LA CONSULTORA DETECTA UNA CAÍDA DEL TRANSPORTE DE MERCANCÍAS DE HASTA EL 20%

 
FOTO EXPANSION
 

«La crisis generada por el coronavirus está situando a la logística como una actividad esencial, algo que ya era, pero que hasta ahora pasaba desapercibido. Hay grupos de distribución que están triplicando o cuadruplicando sus ventas online por el miedo de los ciudadanos a salir de casa, lo que está poniendo en tensión su logística y mostrando que no estaban preparados para un incremento de la demanda tan fuerte», indica Vicente Segura, socio de Consultoría Estratégica y Operaciones de Deloitte.

Este experto considera que algunos de los cambios en los hábitos de consumo que se están produciendo estas semanas han llegado para quedarse. «Gran parte del crecimiento del comercio electrónico generado por el Covid-19 se convertirá en estructural. También prevemos que se produzca una mayor digitalización de los procesos logísticos tras esta crisis», indica el experto.

No obstante, también hay cambios que se están produciendo y que serán coyunturales. «La congestión de las ciudades, las emisiones contaminantes o el gran número de entregas fallidas por la ausencia del cliente en su domicilio han dejado de ser un problema en estos días, pero volverán y exigirán que se tomen medidas», afirma.

Deloitte afirma que la logística está mostrando su fortaleza, aunque reconoce que los centros de almacenamiento y reparto no están funcionando al 100% ya que se están produciendo cuellos de botella en la gestión de personal. Además, la consultora ha detectado una caída del transporte de mercancías de entre el 15% y el 20%.

Diferencias por sectores

La situación de los diferentes sectores que operan logística de última milla es diferente estos días. «Si en los últimos cinco años hemos experimentado una tasa de crecimiento promedio anual del 23% en el comercio online, algunos retailers esperan ahora disparar ventas a través del canal online, dependiendo hasta cuando se alargue el confinamiento, a más del 100% respecto a sus presupuestos iniciales de 2020″, indica Segura. Mientras, otros retailers (textil) están viendo como sus ventas online están disminuyendo respecto al año pasado debido a la desconfianza del consumidor.

Uno de los riesgos que existe es que el consumidor contenga el gasto por el miedo a una más que probable recesión y el aluvión de ERTEs que se están produciendo, por lo que el consumo offline se mantendrá a lo estrictamente necesario (alimentación y productos de primera necesidad), explica este experto.

Las empresas de paquetería también están teniendo que absorber algunos cambios en su actividad, que está creciendo en algunas categorías en el servicio al cliente final (b2c), pero que se encuentra parada en el segmento corporativo, entre empresas, que en algunos casos llega a suponer la mitad del negocio para algunas compañías del sector.

Transformar operadores de reparto tradicional a sectores que están aguantando más el tirón, como el food delivery, tampoco es fácil. La mayoría de las cadenas de distribución reparten con medios propios y su operativa requiere vehículos que mantengan la temperatura de los productos. Por otro lado, los MRW, Seur o DHL reparten principalmente en furgonetas, mientras que el delivery desde los restaurantes se realiza con motos o bicicletas, lo que impide también una adaptación rápida.

Alimentación y farmacia, sectores clave

Vicente Segura descarta que vayan a producirse problemas de abastecimiento a los supermercados, que con una red de 24.300 tiendas, entre supermercados e hipermercados, y otros 30.000 locales, que corresponden al comercio tradicional, están mostrando su capacidad para dar servicio a los ciudadanos, aunque se hayan producido en ocasiones puntuales rupturas de stock.

«Cada supermercado lanza diariamente sus pedidos y cuenta con diferentes plataformas que abastecen sus tiendas a través de las redes de transporte (subcontratadas en la mayoría de casos), que son vitales en esta situación para garantizar los abastecimientos», señala el experto. Y añade: «Aunque la demanda de los supermercados se ha doblado o triplicado, sobre todo en los días iniciales de la crisis, se espera que la situación se normalice».

Otro sector clave es el de farmacia. «Cuenta con 22.000 puntos de entrega y, aproximadamente, cuatro aprovisionamientos por oficina al día. El abastecimiento al sector salud (farmacia hospitalaria y oficina de farmacia) es crítico e imprescindible en estos momentos», indica el experto, que no descarta un futuro en el que pueda producirse un auge del comercio online de algunos productos de farmacia, siempre que cambie la legislación.

Te gusta esto? Compártelo :